Hertz Global Holdings y Tesla

Hertz Global Holdings, apenas cuatro meses después de salir de la quiebra y ver reflotar la economía post pandemia, realizó un pedido de 100.000 Tesla en el primer paso de un ambicioso plan para electrificar su flota de coches de alquiler. Inmediatamente las acciones de Tesla se dispararon, empujando el valor del fabricante de automóviles a más de u$s 1 billón récord abasoluto.

«Los autos se entregarán durante los próximos 14 meses y los sedanes Tesla Model 3 estarán disponibles para alquilar en las ubicaciones de Hertz en los principales mercados de EE. UU. y ciertas regiones de Europa a partir de principios de noviembre«, dijo la compañía de rental car en un comunicado.

Los clientes tendrán acceso a la red de sobrealimentadores de Tesla, y Hertz también está construyendo su propia infraestructura de carga.

Es la compra más grande jamás realizada para vehículos eléctricos y representa alrededor de 4.200 millones de dólares en ingresos para Tesla.

Las acciones de Tesla subieron un 13 por ciento el lunes, la mayor ganancia en un día desde el 9 de marzo, a un récord de 1.024,86 dólares, lo que la convierte en una de las cinco empresas estadounidenses que cotizan en bolsa con valoraciones superiores a 1 billón de dólares. Hertz, que actualmente cotiza en el mostrador antes de volver a cotizar en el mercado de valores Nasdaq, subió un 10 por ciento a 27,17 dólares.

Tesla / 25-10-2021

Si bien las empresas de alquiler de automóviles suelen exigir grandes descuentos a los fabricantes de automóviles, la valuación del pedido implica que Hertz paga cerca de los precios de lista.

«¿Cómo democratizamos el acceso a los vehículos eléctricos? Esa es una parte muy importante de nuestra estrategia«, dijo Mark Fields, quien se unió a Hertz como CEO interino a principios de este mes, en una entrevista. «Tesla es el único fabricante que puede producir vehículos eléctricos a escala«.

El plan de electrificación, que eventualmente abarcará casi la totalidad del medio millón de automóviles y camiones de Hertz en todo el mundo, es la primera gran iniciativa de la compañía desde que salió de la bancarrota en junio. Señala que los nuevos propietarios de Hertz, Knighthead Capital Management y Certares Management, tienen la intención de sacudir una industria dominada por un puñado de grandes actores que normalmente tardan en cambiar.

Hertz Global Holdings y Tesla

Con este pedido Hertz puede llegar a bloquear gran parte de la producción de Tesla (el pedido equivale aproximadamente a una décima parte de lo que el fabricante de automóviles puede producir actualmente en un año).

Hertz también está rompiendo con la tradición al optar por automóviles bien equipados en lugar de los típicos sedanes de modelo base con grandes descuentos que pueblan los lotes de alquiler.

Las conversaciones con Tesla se remontan a meses atrás, cuando los fondos de inversión Knighthead y Certares estaban preparando una oferta por Hertz, que entonces estaba en bancarrota, dijo Fields. Además, la relación entre las dos empresas no es exclusiva: Hertz puede comprar vehículos eléctricos de otros fabricantes de automóviles y las empresas de rental cars rivales pueden realizar pedidos a Tesla, siempre que tenga capacidad disponible.

En 2020, General Motors fue el mayor proveedor de automóviles y camiones de Hertz, seguido de Nissan y Ford Motor.

Teslas, con cero emisiones en el tubo de escape, atraerá a los clientes de alquiler que desean una opción ecológica o aquellos ansiosos por probar un vehículo a batería.

Inicialmente, la red de carga que Hertz está construyendo en sus propias ubicaciones será solo para clientes, dijo Fields.