Renault con grandes inversiones en Rusia /

La Guerra de Ucrania también tiene repercusiones en la industria del automóvil, ya que Rusia recibió muy fuertes inversiones predominantemente francesas y alemanas cuando nadie imaginaba que en 2022 podría estallar una guerra. El asalto de la Rusia de Vladimir Putin a Ucrania se dio el 24 de febrero, y fue condenado por la comunidad internacional. Este evento es por supuesto sobre todo militar y humanitario, pero también económico para todas las industrias europeas y en especial la automotriz que es una de las más tocadas porque en busca de disminuir costos habían enterrado fuertes capitales y derivado la producción hacia estos países del este europeo.

Renault, Volkswagen, Mercedes y Stellantis seguramente son las más afectadas…Renault tiene una fábrica muy importante (la más importante de Rusia) y de ahí tanto interés del Presidente Macrón en hallar una solución al conflicto (además Francia tiene a la petrolera Total también muy comprometida). Renault es dueña de Avtovaz y de la marca Lada, el grupo francés ha invertido mucho en Rusia y fabrica allí dos modelos el Captur y el Arkana. Esta fábrica ahora está cerrada, informa el Financial Times. Abajo nos podemos dar una idea de lo que Renault tiene en Rusia…

Esto no debería tener consecuencias para el mercado francés directamente, ya que estos modelos tienen un segundo centro de producción: Valladolid (España) para el Captur y Busan (Corea del Sur) para el Arkana pero el capital en riesgo en Rusia es mucho.

Mercedes-Benz también tiene una fábrica en Rusia que produce más de 20.000 unidades al año. Abierta desde 2019, el sitio de Fort-Russ cerca de Moscú ensambla allí el sedán E-Class, así como los SUV GLC, GLE y GLS. Si bien no está oficialmente cerrada, la empresa hermana Daimler Truck asociada a Kamaz ya ha suspendido las operaciones en Rusia informando de ello a través de Twitter y eso no es un buen augurio. 

Inauguración de la fábrica de Mercedes-Benz en presencia de Vladimir Putin en abril de 2019

Volkswagen detuvo la producción en dos de sus plantas de vehículos eléctricos en Alemania luego de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. El fabricante de automóviles alemán ha confirmado que la crisis ha afectado la entrega de los vehículos eléctricos de Audi, Cupra y VW que utilizan la plataforma MEB. La producción de su planta de Zwickau, se detendrá de martes a viernes, mientras que su fábrica de Dresde permanecerá cerrada de miércoles a viernes.

El Grupo VW actualmente construye los ID.3, ID.4, ID.5, Audi Q4 e-tron y Cupra Born EV en su fábrica de Zwickau, mientras que el sitio de Dresden también maneja la producción del ID.3. El sitio de Zwickau es el lugar de producción de vehículos eléctricos más importante de VW en Europa y normalmente producía alrededor de 1200 vehículos eléctricos por día.

La red global de proveedores del Grupo Volkswagen, que «comprende más de 40.000 proveedores, también incluye a varios proveedores de Ucrania”, dijo un portavoz de VW en un comunicado a Auto News Europe. “Debido a la situación actual en esta región, se ha interrumpido la cadena de suministros”.

Se informa que las entregas de packs de cables eléctricos producidos en Ucrania se encuentran entre los componentes afectados por el conflicto.

El viernes pasado, el presidente ejecutivo del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, dijo que el fabricante de automóviles alemán había establecido un grupo de trabajo para evaluar las posibles consecuencias que la guerra podría tener en la empresa. Los impactos en las entregas de la marca se producen en un momento en que ya ha estado lidiando con la continua escasez de semiconductores que también la afectó hasta 2021 y llevó a la construcción de 330,000 automóviles menos en su planta de Wolfsburg.

Stellantis / Opel Zafira Life producido en la planta de Kaluga en Rusia. También se producen vehículos comerciales de Citroën, Peugeot y Opel.

Otro ejemplo es Volvo que si bien no tiene un sitio de producción local, ha expresado el cese de las ventas de sus automóviles en Rusia. Esto representaría unos 10.000 vehículos al año que no venderán y finalmente el grupo estadounidense General Motors ha hecho lo propio, aunque sus exportaciones rondan apenas las 3.000 unidades al año y a los americanos eso no les mueve el amperímetro.

Héctor Daniel Oudkerk /