El Grupo VW está buscando trasladar la producción de Passat de Emden, Alemania, al este de Europa. Hasta hace poco, Turquía parecía ser el candidato más probable para una nueva fábrica, sin embargo, el fabricante de automóviles ahora está cansado de las operaciones militares de Turquía en Siria.

La fábrica de Emden, Alemania,  pronto se convertirá en un sitio solo para vehículos eléctricos (para octubre de 2022), por eso VW debe tomar una decisión rápidamente. Una solución, según Automobilwoche, es trasladar la producción de Passat a la fábrica de Bratislava en Eslovaquia.

Ese lugar ya construye los SUV Touareg y Audi Q7, así como los minicars VW Up, Seat Mii y Skoda Citigo, aunque la producción de los minicar se reducirá gradualmente a medida que el segmento disminuya, a su vez liberando capacidad, informa Autonews Europe.
Con el miembro de la junta supervisora ​​de VW, Stephan Weil (primer ministro de Baja Sajonia fuertes accionistas 20%) oponiéndose a una mudanza a Turquía, parece probable que la marca alemana tenga que hacer un giro de180 grados y pase a buscar un nuevo sitio de producción para el Passat.
Anteriormente, VW había elegido Manisa, que se encuentra a 40 km al noreste de Izmir en la costa occidental de Turquía como lugar para construir tanto el Passat como el Skoda Superb, estimando una capacidad anual de 300,000 vehículos. La inversión es muy grande tanto en euros como en ocupación laboral.