La segunda edición del Freedom of Mobility Forum, fue una iniciativa del Grupo Stellantis junto con la consultora internacional Wavestone. El eje temático para este año fue el cómo adaptar las necesidades de movilidad de 8.000 millones de personas y los retos que se impondrán en el futuro cercano.

Opiniones muy interesantes de Carlos Tavares CEO de Stellantis y del Profesor Roberto Schaeffer, especialista en economía energética en la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil se escucharon ahí.

El CEO de Stellantis Carlos Tavares entre otros conceptos dijo:  

1- No todo el mundo está convencido de que los vehículos eléctricos sean la solución de movilidad del futuro.  Carlos Tavares, es uno de los que tiene dudas de que los modelos eléctricos a baterías sean aptos en todas partes del mundo.

«Deberíamos alejarnos de un pensamiento dogmático en el que una talla sirve para todos«, dijo Tavares el miércoles en el Foro de Libertad de Movilidad del fabricante de automóviles. «No creo que esto vaya a funcionar. Lo que me gustaría añadir es que los vehículos eléctricos actuales pueden ser una solución solo para algunas de nuestras sociedades«.

2 – Las baterías de los vehículos eléctricos necesitarán un «avance muy significativo en términos de química» para reducir su peso a la mitad durante la próxima década. No tiene sentido, dijo, poner 500 kg adicionales de materias primas en un vehículo eléctrico para lograr un alcance «decente» de 400 km. «Eso se va a romper en la próxima década con una nueva química«, dijo, «que, por cierto, esperemos que resuelva el problema de la escasez de litio«.

4- «La industria necesita lograr en la próxima década un gran avance en términos de densidad de potencia de las celdas, de modo que reduzcamos en al menos un 50 por ciento el peso y la cantidad de materias primas de los vehículos eléctricos», dijo Tavares. «Creo que eso está en camino».

Profesor Roberto Schaeffer

Por su parte el Profesor Roberto Schaeffer, especialista en economía energética en la Universidad Federal de Río de Janeiro en Brasil, llamó a la realidad diciendo que alrededor de 800 millones de personas no tienen acceso a la electricidad, mientras que «muchas más» no tienen una red eléctrica estable en la que confiar.

1- Dijo que ver los vehículos eléctricos como una opción generalizada es solo una «perspectiva del norte global«, que se refiere a regiones como Europa y América del Norte. En general, los biocombustibles funcionarían mejor que los vehículos eléctricos en gran parte del mundo.

2- Claramente «La movilidad eléctrica no es la solución«,  «Tenemos que pensar en la pobreza energética. La pobreza en el transporte es algo real en el sur global. Tenemos que tener en cuenta que no hay una talla única para todos cuando se trata de movilidad«.

En cuanto a otras alternativas Tavares no ve el hidrógeno como una tecnología viable para la movilidad masiva actual debido a su costo «altísimo», incluso suponiendo que la energía utilizada para producir hidrógeno sea limpia.

«Me temo que, por el momento, la asequibilidad va a ser un gran obstáculo para el hidrógeno«, dijo. «En el futuro cercano, [posiblemente] va a ser una solución para las flotas de las grandes corporaciones, pero ciertamente no para los ciudadanos normales«.

Los participantes del foro también discutieron el uso compartido de automóviles, el transporte público e incluso las opciones de movilidad no motorizada para servir a los 8 mil millones de personas del planeta.

Stellantis se ha adentrado en el coche compartido con Free2Move, que ofrece alquileres a corto plazo y suscripciones de vehículos en Europa y ciudades estadounidenses como Austin, Texas; Columbus, Ohio; Portland, Oregón; y Denver. También se asoció a Share Now, una empresa conjunta europea de Daimler y BMW, en 2022.

Tavares dijo que la disponibilidad de estacionamiento gratuito y los costos razonables del seguro son factores importantes para que el uso compartido de automóviles tenga éxito. «Al final del día, será absolutamente posible tener un servicio de cero emisiones de vehículos compartidos muy sostenible y muy competitivo en costos en las áreas urbanas«, dijo.

La transición a un mundo de movilidad limpia requerirá la aceptación de los ciudadanos, pero los nuevos datos muestran que muchos aún no están listos para ajustar sus hábitos de transporte.

Según una encuesta de YouGov realizada en Brasil, Francia, India, Marruecos y Estados Unidos, una de cada cuatro personas dice que no ha cambiado sus opciones de transporte para limitar su impacto ambiental y lo más importante no planea hacerlo.

Esto es especialmente cierto en los Estados Unidos, donde casi el 40 por ciento de los encuestados dijeron que no tienen planes de cambiar sus hábitos de transporte, especialmente las personas mayores o que viven en áreas rurales y que cada vez compran vehículos más grandes y pesados.

«La generación Z y los millennials son, con mucho, los que están más preparados para hacer cambios en sus opciones de transporte para limitar su impacto en el medio ambiente«, dijo Alexandre Devineau, gerente general de YouGov en Francia. «Además, son el grupo demográfico con más probabilidades de aceptar dejar de usar medios de transporte en los que son el único pasajero«.

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)