Partiendo de la pole Vettel ya en la primera vuelta mostró un comportamiento extraño del auto que le hizo caer hasta la séptima posición y poco después la suspensión se rompió definitivamente .

La rueda trasera derecha de la Ferrari de Sebastian se aplastó hacia el suelo y la delantera izquierdo se levantó peligrosamente del asfalto.

Seb logró mantener el control y estacionar el coche en un lugar seguro, y en Maranello siguen estudiando qué pasó….?
En general, los equipos se encontraron con una pista más bacheada de lo esperado. De hecho Vettel, buscando llegar primero a la primera curva, hizo el camino más corto y acabó justo en un bache que no había sido revisado, ya que es un punto por donde nadie pasa…por lo menos eso es lo que se piensa.