El británico Jake Dennis, piloto de Andretti se convirtió en el primer ganador de la nueva era de los monoplazas de Fórmula E al ganar el E-Prix de la Ciudad de México, el primero de 16 encuentros en la Temporada 9.

E-Prix de la Ciudad de México / No se produjo ningún incidente en la primera curva

Jake Dennis dominó a pesar de múltiples interrupciones en la carrera. Pascal Wehrlein (Porsche) y el poleman Lucas di Grassi (Mahindra) completan el podio en México.

Para el primer comienzo de la era Gen3, todos los pilotos eran relativamente cuidadosos. No se produjo ningún incidente en la primera curva, al contrario de lo que muchos temían, y Lucas di Grassi (Mahindra) pudo mantener el control del E-Prix. Ningún cambio apreciable en las primeras posiciones.

Una primera vuelta limpia… o casi, ya que la primera retirada del año se debe a Robin Frijns (Abt-Cupra). cuando el holandés no frenó por completo en la curva 10 y chocó contra el Nissan de Norman Nato. Estacionado en un lugar peligroso, el monoplaza de Frijns provoca un primer auto de seguridad.  Tras la carrera, Abt-Cupra dijo que Robin Frijns sufría una fractura en la mano izquierda, lo que podría hacer peligrar su participación en el E-Prix de Diriyah (Arabia Saudí) dentro de dos semanas (27 y 28 de enero).

Después de 5 vueltas de neutralización, el Safety Car desapareció… antes de reaparecer una vuelta más tarde en la pista. Tras unos hectómetros, el Jaguar de Sam Bird abandonó en la curva 3. El británico, víctima de múltiples problemas desde el inicio del fin de semana, también tuvo que retirarse.

El pelotón se agrupa nuevamente durante 4 vueltas, antes del reinicio de la segunda carrera. Di Grassi se mantuvo a la cabeza por delante de Dennis (Andretti) y Jake Hughes (McLaren). Stoffel Vandoorne (DS-Penske) y Nick Cassidy (Envision) fueron los primeros en usar su modo de ataque.

Como recordatorio, la duración del Modo Ataque ahora la elige el conductor, dentro de una cuota de 4 minutos como máximo para el E-Prix de la Ciudad de México. Algo para darle vida a las estrategias de adelantamiento.

Dennis presionó a Di Grassi, antes de adelantarlo en la vuelta 13. El británico intentó escapar e incluso logró abrir una gran brecha, antes de que sus esfuerzos fueran aniquilados por la intervención de un tercer SC.

Esta vez, fue Edoardo Mortara quien provocó el Safety Car. La Maserati se encontró en los Tec-Pros de la curva 1 después de que el suizo sobrevirara al volver a acelerar.

Después de 3 vueltas con Safety Car, Dennis pudo reiniciar la carrera e inmediatamente tomó unos metros de ventaja sobre su perseguidor brasileño. Di Grassi, segundo y más lento que el líder, formó un pequeño tapón detrás de él y se vio presionado por Jake Hughes y Pascal Wehrlein.

El alemán superó rápidamente al McLaren gracias a la activación de su Modo Ataque una vuelta antes que el debutante británico. Desatado, el piloto de Porsche pasó por dentro a Lucas di Grassi en la curva 12 cuatro vueltas más tarde y subió al segundo lugar.

Debido a múltiples intervenciones de autos de seguridad, Dirección de Carrera decidió agregar 5 vueltas más al E-Prix de la Ciudad de México. Las posiciones se mantuvieron fijas en lo más alto de la clasificación durante el último tercio de la carrera, a pesar de la presión ejercida por André Lotterer (Andretti) sobre Hughes al final de la carrera. Finalmente, el triple ganador de las 24 Horas de Le Mans encontró la oportunidad en el McLaren en la última vuelta para cruzar la línea de meta en el cuarto lugar.

En el medio del campo, Sacha Fenestraz (Nissan) hizo un buen comienzo de carrera antes de perder su lugar en los puntos en las dos últimas vueltas. 

Jake Dennis (Andretti)

Héctor Daniel Oudkerk