Charles Leclerc y Carlitos Sainz usarán cascos y buzos amarillos, y la F1-75 se decorará parcialmente de amarillo en Monza para celebrar dos aniversarios.

La Scuderia Ferrari quiere celebrar su 75 aniversario y el centenario del Autódromo de Monza. Con motivo del Gran Premio de Italia, disputado el día 11 el próximo domingo, la famosa escudería  modifica significativamente la decoración de las dos F1-75 reservadas a Charles Leclerc y Carlos Sainz, con un toque amarillo bastante llamativo.

De hecho, el rojo tradicional da paso a la cubierta del motor del F1-75 para el “Giallo Modena”. El alerón trasero está adornado con el logo de Ferrari en amarillo fluorescente. Se coloca una banda amarilla a lo largo del Halo. Los trajes y cascos de los dos pilotos también son predominantemente amarillos.

Este tono amarillo no fue elegido únicamente por ser llamativo. Es el emblema de la ciudad de Módena, lugar de nacimiento de Enzo Ferrari el 18 de febrero de 1898. El logo de Ferrari, su famoso Cavallino Rampante, está dibujado sobre un fondo amarillo por este motivo. Finalmente, cuando la Scuderia gana un Gran Premio, los mecánicos ondean banderas nacionales italianas y banderas del Cavallino Rampante sobre un fondo amarillo.

Héctor Daniel Oudkerk