El equipo de Andretti lleva tiempo detrás del visto bueno para poder dar el salto a la Fórmula uno, ahora une esfuerzos con Cadillac.

Dos iconos, una búsqueda. Así han presentado el grupo Andretti y la marca de automóviles Cadillac su intención conjunta de unirse a la F1 con un proyecto conjunto íntegramente estadounidense y con una sólida base, refiriéndose a sí mismas como dos casas poderosas con un objetivo común: el desembarco americano en la prestigiosa categoría europea.

Andretti y Cadillac …Dos íconos y una búsqueda.

No es ningún secreto que desde hace bastante tiempo la familia Andretti lleva intentando conseguir la aprobación del campeonato y de la FIA para ingresar cuanto antes en la F1, con vistas a empezar a desarrollar un equipo con el que poder dar la sorpresa en 2026, cuando el reglamento técnico vuelva a dar un gran giro, en concreto en lo referente a unidades de potencia. Después de varias negativas por parte de algunos equipos (principalmente Mercedes a través de Toto Wolff) recibidas en 2022, el sueño parece acercarse para Michael Andretti y su estructura, que ahora pasaría a reforzar esta candidatura con portentoso socio como lo es Cadillac al que le sobra prestigio y u$s.

Andretti Autosport está encantado de apoyar las noticias de Andretti Global y General Motors con Cadillac dos potencias estadounidenses que se unen para buscar la oportunidad de competir en el Campeonato Mundial de la F1”, de este modo ha anunciado el equipo Andretti vía redes sociales, el refuerzo a su proposición de acceder al campeonato, la cual de momento no se ha producido, por más que hace unos días fuese el mismo presidente de la FIA, Mohammed ben Sulayem, quien expresase su intención de iniciar los procedimientos para que nuevos equipos pudiesen acceder a la parrilla.

Michael Andretti conversando con el Presidente de la FIA Mohammed ben Sulayem

Además, Andretti ya anunció en su momento que en caso de ingresar en el campeonato, trabajaría desde su nuevo centro de operaciones próximo a Indianápolis, actualmente en construcción, además de con una instalación en el Reino Unido, desde donde operar en suelo europeo.

Al mismo tiempo, el hecho de unir fuerzas con Cadillac no significa necesariamente que estos segundos vayan a ser encargados de suministrar motores, tal vez  esta unión sea meramente económica, y que la nueva escudería deba recurrir a los motoristas actuales para encontrar propulsor con el que competir en calidad de equipo cliente.

Héctor Daniel Oudkerk