Sancionado con 5 segundos por contacto con el Lando Norris, Sergio Pérez criticó, según él, una falta de habilidad por parte de los comisarios.

Este Gran Premio de Abu Dabi de 2023 fue demasiado tranquilo para terminar sin un poco de controversia. Esto enfrentó a Sergio Pérez (Red Bull) y Lando Norris (McLaren). Los dos hombres chocaron cuando el mexicano se disponía a adelantar al inglés. Los comisarios decidieron imponer una penalización de cinco segundos al piloto de Red Bull, lo que le hizo perder dos puestos y le relegó a la 4ª plaza.

Sergio «Checo» Pérez se hace el inocente

Sergio Pérez no supo explicar esta sanción. “El problema es que los comisarios nunca han metido el culo en un coche de Fórmula 1”, juzga de mala forma Sergio «Checo» Pérez. «Creo que Lando también tiene cierta responsabilidad en este asunto, porque se volvió hacia mí como si no hubiera nadie allí«.

«Terminamos haciendo contacto neumático con neumático mientras yo estaba completamente al lado de él. Cortó la esquina, ganó tiempo y aún me quedaba el penalti. Sinceramente no estoy de acuerdo con la decisión, pero no se puede hacer nada«. A Sergio Pérez le hubiera gustado que Lando Norris recibiera una sanción por una vuelta en cortocircuito. El McLaren tomó bien la curva, pero de todos modos fue adelantado, esta vez según las reglas del arte, en la siguiente vuelta.

Lando Norris se defendió en estos términos: “Estaba por la derecha, intenté dejarle pasar, estaba a cuatro coches del vértice de la curva y aun así me golpeó«. 

Para completar su mal día, Sergio Pérez recibió una advertencia de los comisarios por perder los estribos en la radio. “Los comisarios son un joke (chiste), hombre”, respondió cuando su ingeniero de pista le informó de la próxima sanción. » No puedo creerlo. Han sido muy malos este año, pero esto es una broma. Fue realmente una broma. » ¡Vaya, la FIA quiere ser respetada!. Obviamente el mexicano fue luego llamado para que explique sus palabras y debió disculparse ante los mismos comisarios a los que había criticado.

Héctor Daniel Oudkerk.