Fisker anunció que ha firmado un Memorando de Entendimiento con la firma Magna Steyr para construir el nuevo Ocean en Austria. El SUV eléctrico entrará en producción a fines de 2022 en la fábrica de Graz, que es mundialmente famosa por la producción de modelos como el Mercedes Clase G (ensamblado aquí desde 1979), el BMW Z4 y el Toyota Supra

A lo largo de los años, las líneas de producción de la planta austriaca se han ocupado del montaje de modelos de varias marcas. Además del Geländewagen, de hecho, la fábrica ha estado involucrada en la construcción de otros autos de Mercedes Benz como la primera generación de la Clase M, que luego se convirtió en ML, y el SLS AMG. BMW también dio a luz a la primera generación del X3 en Graz y la planta ahora también participa en la construcción de la Serie 5 y el Mini All4 Racing utilizado para el Dakar. 

Incluso Jaguar ha confiado en la fábrica de Styrian desde 2017 para el montaje del E-Pace y el SUV eléctrico I-Pace. En los últimos años, las líneas austriacas también han producido modelos como el Audi TT, el Jeep Grand Cherokee (ZJ, WJ y WH) y Commander, el Mini Countryman y Paceman, el Peugeot RCZ, el Aston Martin Rapide, el Saab 9- 3 Convertible y Chrysler 300, PT Cruiser y Voyager.

En cuanto a Mister Fisker que tanto ha ganado en la Bolsa de Nueva York con sus promesas pero que al día de hay no tiene ni un auto producido y menos aún una fábrica para hacerlo, parece que este contrato con Magna Steyr le soluciona el problema y ahora si podamos creer un poco más en Fisker.