Esta no es la primera vez que el grupo FIAT Chrysler Automobile está en el centro de un posible acercamiento con un fabricante francés. Luego de abortadas conversaciones con Renault en mayo pasado, la entidad italoamericana podría recurrir al PSA para enfrentar el futuro.
Los dos grupos han confirmado las conversaciones en curso para crear una de las estructuras globales más importantes. Y según AFP, citando a una fuente familiarizada con el asunto, este proyecto podría ser una fusión entre iguales entre PSA y FCA, aunque otras opciones siguen siendo posibles.
También según AFP, Carlos Tavares, actual jefe de PSA, tomaría el liderazgo del nuevo grupo, aún cuando la junta directiva estaría encabezada por John Elkann, actualmente Presidente de FCA.

MILÁN / PARÍS – Fiat Chrysler Automobiles y PSA Group dijeron que están en conversaciones sobre una posible combinación, en un posible acuerdo que remodelaría la industria automotriz global y crearía una potencia europea para rivalizar con el Grupo Volkswagen.

«Hay discusiones en curso destinadas a crear uno de los principales grupos de movilidad del mundo«, dijo oficialmente FCA en un comunicado el miércoles, confirmando los informes de los medios. PSA emitió una declaración similar.
Una fusión del fabricante de automóviles italiano-estadounidense y PSA, el número 2 en ventas de automóviles en Europa, crearía una compañía global con un valor actual en el mercado de valores de u$s 47 mil millones, aproximadamente del mismo tamaño que el Honda Motor de Japón.
Las conversaciones se producen varios meses después de que Fiat Chrysler y PSA, liderados por el CEO Carlos Tavares, exploraran una asociación para agrupar inversiones para construir automóviles en Europa , luego del colapso de las negociaciones entre Fiat Chrysler y el competidor francés Renault en junio.
El gobierno francés desempeñaría un papel clave en cualquier acuerdo porque el estado de Francia es uno de los mayores propietarios de PSA, cuyas marcas incluyen Peugeot, Opel y Citroen.
Los analistas saludaron calurosamente la noticia de un posible acuerdo…..
«En nuestra opinión, la combinación de FCA y PSA tiene más lógica que el acuerdo FCA-RNO que se intentó anteriormente y tiene muchas más posibilidades de éxito«, escribió Max Warburton, analista de Bernstein, en una nota a los clientes.
Los fabricantes de automóviles enfrentan una tremenda presión para combinar fuerzas y compartir costos desde el desarrollo de la plataforma hasta la fabricación y compra mientras luchan en guerras comerciales, una desaceleración global y un cambio costoso hacia la electrificación y la conducción autónoma.
Volkswagen dijo en julio que trabajará con Ford Motor en tecnología de automóviles eléctricos y autónomos, mientras que Toyota está fortaleciendo los lazos con socios como Subaru y BYD Co.
En Europa, PSA y Fiat Chrysler enfrentan la carga adicional de las nuevas regulaciones de emisiones que obligarán a la industria a cumplir con los estrictos requisitos de la flota el próximo año.
Negocios superpuestos…
«Si se completa, creemos que esto debería encender un comportamiento más racional de la industria en torno a la asignación de capital, y esta fusión en particular tiene mucho más sentido que una posible fusión FCA-Renault«, dijo Arndt Ellinghorst, analista de Evercore.
Dijo que es una oportunidad para lograr «sinergias brutas» por encima de u$s 7,8 mil millones para 2023 debido a la superposición de negocios en Europa, América Latina y China.
Los negocios chinos de las compañías han estado detrás de la competencia y es poco probable que una fusión reavive rápidamente el crecimiento de sus ingresos en el mercado de automóviles más grande del mundo. Dongfeng Motor de China, que posee alrededor del 12 por ciento del PSA, también podría tener algo que decir sobre el acuerdo.
Fiat Chrysler ofrece el volumen y las ganancias de América del Norte en forma de las marcas Jeep y Ram, mientras que PSA aportaría la rentabilidad de Europa al matrimonio.
Por otra parte Fiat Chrysler es visto como un rezagado en las nuevas tecnologías, como la electrificación y la autonomía, que se espera que cuesten miles de millones de dólares en la próxima década y en eso PSA se encuentra un paso adelante.