La decoración especial que lucirá tanto el SF1000 como el personal del equipo este fin de semana se dejó ver, con el color Rosso Corsa que utilizó el Ferrari 125 F1, el primero que defendió en la categoría a la casa de Maranello un 21 de mayo de 1950. También se presentó los buzos que tendrán Sebastian Vettel y Charles Leclerc en lo que será una ocasión tan especial para el equipo italiano.

Se indicó además que al circuito de Mugello podrán ingresar aproximadamente 2880 personas para observar la carrera desde las tribunas. El sábado en la noche se tiene previsto un acto protocolar en la ciudad de Florencia y el domingo, antes de disputarse el gran premio, Mick Schumacher rodará con un F2004 con el cual Michael Schumacher alcanzó su último título, a modo de tributo al piloto más exitoso que ha pasado por la escudería.

Señaló Piero Ferrari, vicepresidente del fabricante italiano, que «la decoración se hizo con la intención de parecer que fue hecha a mano para de esta forma ser un tributo a los orígenes de Ferrari, cuando en la escudería el proceso de construir coches se hacía de forma artesanal».
Sebastian Vettel por su parte dijo…»Es un gran honor pilotar un Ferrari en lo que será su Gran Premio número 1000 como escudería, la cifra más larga en la Fórmula 1. Será aún más un placer celebrar este aniversario en el circuito de Mugello y también porque por primera vez esta temporada algunos espectadores estarán en las tribunas. Es una pista muy bonita y técnica con cambios de pendiente y curvas muy exigentes«.