Lawrence Stroll (Lawrence Sheldon Strulovitch) ha emitido una declaración enérgica en defensa de Racing Point a consecuencia de las apelaciones de Renault, Ferrari, McLaren y Williams que lo han dejado «consternado«. Claro que tendrìa que reconocer que el RP20 le salió «demasiado parecido» al Mercedes Benz W10…
El multimillonario canadiense lideró un consorcio en su adquisición de Racing Point en 2018, pero se ha mantenido en gran medida alejado de los medios de comunicación desde entonces. Sin embargo, a raíz de la decisión de los comisarios de la FIA de que Racing Point diseñó ilegalmente sus conductos de freno traseros utilizando un diseño de Mercedes, hecho que ha llevado a cuatro equipos a presentar una apelación contra la resoluciòn de la FIA que si bien lo sanciona econòmicamente y con la pèrdida de puntos por otra parte permite a Racing Point continuar usando los conductos en cuestión. Stroll ha hablado.
No hablo con frecuencia en público, sin embargo, estoy extremadamente enojado por cualquier sugerencia de que hemos sido tramposos, en particular los comentarios de nuestros competidores”, se lee en un comunicado de Stroll. “Nunca he hecho trampa en nada en mi vida. Estas acusaciones son completamente inaceptables y falsas. Mi integridad, y la de mi equipo, está fuera de toda duda».
«Todos en Racing Point estaban conmocionados y decepcionados por la decisión de la FIA y mantenemos firmemente nuestra inocencia«.
Más allá del hecho claro de que Racing Point cumplió con las regulaciones técnicas, estoy consternado por la forma en que Renault, McLaren, Ferrari y Williams han aprovechado esta oportunidad para apelar, y al hacerlo intentaron restar valor a nuestras actuaciones. Están arrastrando nuestro nombre por el barro y no me quedaré al margen ni lo aceptaré. Tengo la intención de tomar todas las medidas necesarias para demostrar nuestra inocencia».
fuente racer.com