Uno regresa tranquilamente conduciendo de vuelta a casa después de un día de trabajo y una bestia mecánica aparece en tu espejo… y tiene aspecto de pasarte por arriba si no te sales de su camino…. Bueno, pues es tu día de suerte, porque este camión que infunde pánico no sólo es inofensivo, sino que además podría ser el responsable de que te llegue a tiempo eso que tienes encargado a Amazon.

Y es que este Peterblit  ha visto modificado su exterior hasta convertirlo en una bestia siniestra y amezante, una mole de metal pintado en color oscuro mate y cubierta de elementos punzantes y cadenas.
Los camiones de Amazon que distribuyen sus envíos entre puntos de distribución no siempre corren a cargo de la empresa de comercio digital, a veces lo hacen por empresas subcontratadas y uno de estos camioneros está dispuesto a dar una lección de filmografía rodante o a pegar un susto de muerte al que se acerque por detrás.
Podría incluso ser una maniobra de promoción viral proveniente de Amazon para promocionar algo, no sabemos qué ni por qué, pero lo que está claro es que el propietario de este camión tiene buena imaginación