Las station wagons eran muy poulares hace ya unos cuantos años en las calles estadounidenses hasta la aparición de los SUV y los crossover. Estaban de moda, y eran apreciados por su gran espacio a bordo. Sin embargo hoy los familiares solo tienen una cuota de mercado  del 1,4% . En 2018, apenas se han vendido 200.000 familiares en Estados Unidos y el líder absoluto de este segmento, ha sido un japonés… el Subaru Outback que se lleva el 85,7% del segmento

La realidad es que los consumidores prefieren coches «altos», con una posición de conducción de mejor visibilidad y más «chapa» alrededor de los ocupantes haciéndonos sentir más seguros (aunque no sea la verdad absoluta) que a bordo que en un auto convencional. Al fin y al cabo, un SUV no es un vehículo más seguro: tiene un centro de gravedad más alto y es más pesado, algo que tiene como resultado unas mayores distancias de frenado y mayores posibilidades de vuelco.

Los crossover han sido los coches que se han llevado por delante a los familiares de siempre en Estados Unidos, y que van camino de hacerlo en el resto del mundo. De hecho, aunque el Subaru Outback es técnicamente una rural ,la marca se refiere a él como crossover. Tiene protecciones de plástico en su carrocería, una postura de conducción más alta y una suspensión con una generosa altura libre al suelo. 

Del Subaru Outback, se han vendido 178.854 unidades en EE.UU. en 2018. El segundo puesto del segmento es para el Volkswagen Golf Sportwagen, con 14.124 unidades y luego los Volvo V90, V90 Cross Country, Volvo V60 y V60 Cross Country han vendido 2.540 unidades… en conjunto. Más atrás vienen marcas como Mercedes, Audi, Jaguar o Buick con su Regal TourX con cifras anecdóticas. 
La llegada en la Subaru Outback de un nuevo motor 2.4 Boxer Turbo de 260 CV fué importante, pero lo es aún más un nuevo sistema Starlink de infotainment, con una enorme pantalla vertical, corrigiendo las lagunas en conectividad del modelo saliente. El Subaru Outback también recibe el kit de seguridad activa Eye Sight, con doble cámara y asistencias avanzadas a la conducción.

fuente Diariomotor.com