La carga inalámbrica (Wireless EV Charging) de vehículos eléctricos en movimiento se está probando en Alemania. El último paso para hacer realidad ese sueño es el anuncio de que un autobús alemán en la ciudad de Balingen pronto se cargará en una autopista de carga inalámbrica.

Wireless EV Charging

Wireless EV Charging

Aunque el proyecto solo involucra un solo ómnibus, no se necesita un gran salto de imaginación para ver que la tecnología podría implementarse en automóviles y otros lugares del mundo en los próximos años

La tecnología de carga inductiva automotriz funciona de manera muy similar a como lo hace en los teléfonos inteligentes. La electricidad se transfiere de bobinas magnéticas en el suelo ya través del aire a otra en el automóvil. Las plataformas de carga estática en puntos fijos para automóviles existen desde hace tiempo, pero las carreteras de carga son más complicadas y se encuentran en una etapa más temprana de desarrollo.

Para el proyecto Balingen, la empresa israelí Electreon y la alemana EnBW se han asociado para equipar 1 km con el Electric Road System (ERS) a lo largo de un tramo de la autopista alemana, además de dos estaciones de carga estática que se colocarán en lugares donde el autobús se detiene rutinariamente durante su horario. Electreon recibirá hasta u$s 3.2 millones en fondos para construir la infraestructura de carga.

Wireless EV Charging

Wireless EV Charging

Wireless EV Charging

Suecia tiene su propio proyecto de carretera de carga inalámbrica, y Stellantis abrió un centro de prueba de carretera simulado para estudiar la carga inductiva en Italia. 

Las ventajas serían muy grandes. Se podrían construir autos con baterías mucho más pequeñas, mucho más livianos y por ende de menor consumo y con una autonomía ilimitada.

Obviamente las baterías van a seguir para cuando uno salga de la red inalámbrica pero los km a recorrer en estos casos van a ser pocos.

Algo como trolebuses pero con cables enterrados y con carga por inducción. 

Héctor Daniel Oudkerk