Hay muchas nuevas start up que se embarcan en la aventura del automóvil eléctrico y especialmente en el segmento de los súper deportivos que parece ser un buen nicho comercial. El recién llegado del día es californiano y se llama Elation.
Creada por  Carlos Satulovsky (argentino) y Mauro Saravia (uruguayo), la empresa pretende convertirse en la primera empresa en producir un hypercar eléctrico de lujo en Estados Unidos. Su nombre es Freedom y su equipo de ingenieros ha trabajado en «Fórmula 1, las 24 horas de Le Mans y varias otras divisiones de carreras europeas«, según los fabricantes. El diseño muy deportivo tiende a demostrarlo. El splitter delantero de fibra de carbono, los faldones laterales aerodinámicos, el spoiler trasero activo o el difusor provienen directamente del mundo de las carreras.

La cabina, en gran parte hecha de carbono, por su parte parece bastante inspirada en aviones de combate, con un tablero digital, una consola central minimalista. Los clientes podrán personalizarlo todo…

Se espera que el modelo Freedom base esté equipado con 3 motores eléctricos que produzcan una potencia combinada de 1.430 hp, mientras que una variante de 4 motores produciría alrededor de 500 hp más. Este último sería capaz de acelerar de 0 a 100 km / h en solo 1,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 418 km / h. Para ofrecer tal rendimiento, el Freedom está construido sobre un chasis monocasco de fibra de carbono que pesa solo 82 kg con una batería de iones de litio en forma de T con una capacidad de entre 100 y 120 kWh, o de 483 a 644 km de autonomía.

Pero si los vehículos eléctricos no le gustan, la compañía también promete un Freedom mucho más emocionante mecánicamente, con un V10 de 5.2 litros acoplado a una caja de cambios de doble embrague suministrados por Audi. Su potencia debería rondar los 760 CV y ​​un par de 664 Nm.

El Freedom se anuncia a un precio base de 2 millones de dólares, mientras que la versión V10 «contaminante» rondaría los 2,3 millones.
Elation Hypercars con sede en California fué creada por dos emprendedores rioplatenses: el argentino Carlos Satulovsky piloto de Boeing 747-8 y el uruguayo Mauro Saravia, quien hace algunos caños trabajó para diferentes equipos del TC2000. Satulovsky y Saravia se conocieron en Argentina y siempre quisieron trabajar juntos. La idea original era hacer aviones, aunque después el proyecto dio un vuelco y terminaron formando Elation Hypercars.