El flamante automóvil fue mostrado en un desfile que tuvo lugar ayer transportando al Emperador al Palacio de Akasaka por una ruta sinuosa en las calles de Tokio.

Toyota no ha dado datos técnicos pero sin embargo, el automóvil se basa del Century estándar con un techo retráctil y una parte trasera modificada. Informes anteriores también han sugerido que el convertible ha sido equipado con asientos traseros únicos que son 40 mm más altos que en el sedán. Esto ayuda a que los espectadores vean mejor a su Emperador que no se destaca por su altura.

Dado que el convertible es en gran medida idéntico al sedán, es probable que use un power train hibridado que consiste en una batería de hidruro de níquel-metal, un motor eléctrico y un motor V8 de 5.0 litros. Esta configuración le da al Century una potencia combinada de 425 hp.

Los informes han sugerido que el Century Convertible es el primer «auto de desfile» nuevo de la familia real en 30 años y reemplazó un Rolls-Royce Corniche de 1990 que solo se usó en dos ocasiones. De todos modos, veremos mucho más del descapotable en los próximos meses, ya que se espera que transporte al Emperador Naruhito a eventos de alto perfil como los Juegos Olímpicos de Verano 2020 en Tokio.