La alarma saltó en las redes sociales cuando el campeón Lewis Hamilton dejaba una frase en Instagram que, sin contexto, parecía referirse a su carrera deportiva: «Dan ganas de dejarlo todo«…. ¿A qué otra cosa podría referirse un deportista de élite como él? 
Esa frase estaba incluída en un texto mucho más amplio en el que Hamilton denunciaba algo que está muy en boca de todos en los últimos tiempos: el cambio climático. Esta es una de las grandes obsesiones de Hamilton, pese a practicar un deporte que de ecológico tiene poco…. No vaya a ser que se den cuenta de lo contaminante que es llenar cada dos semanas los circuitos de gente que acude allí con sus coches, motos, caravanas, etc, los camiones que transportan toda la logística del ‘gran circo’ o los propios materiales de los monoplazas
Kimi en boxes cambiando neumáticos en su Alfa Romeo Giulietta Sprint…
Esta onda verde de Lewis Hamilton (Mercedes) fue abordado por Kimi«Ice Man«Raikkonen ya en México para el próximo GGPP. Y su opinión referido al tema tiene el mérito de ser clara. «Tratamos de hacer todo lo posible, pero, francamente, no estamos en la mejor posición para hacer grandes historias«, dijo.
«Al final, quemamos combustible para qué propósito? ¿Ser el primero, el segundo? Quiero decir, obviamente tratamos de hacer nuestra parte cuando es posible, pero no creo que la F1 sea el mejor lugar para decirle a la gente qué hacer«.
«De hecho, si realmente quieres ir en esta dirección, todos deberíamos quedarnos en casa y olvidarnos de las competencias automovilísticas. ¡Consumiría necesariamente menos!«
Estas palabras pragmáticas contrastan con el deseo de Lewis Hamilton de reducir las emisiones contaminantes tanto como sea posible, sin cuestionarse el consumo de energía que tiene un estilo de vida fácil de un piloto de F1. Lewis se ha transformado en vegano…pero eso sí conserva su colección de hypercars en su garage varios con poderosos V12….