Presentado en diciembre pasado, la «versión 2019» de Skoda Fabia R5 ahora puede ingresar al nivel más alto en rally mundial, después de recibir su homologación de la FIA.
Las principales diferencias en este desarrollo se refieren al motor turbo de 1.6 l. La flexibilidad y la potencia disponible aparecen como las innovaciones traídas por los ingenieros de Mlada Boleslav.
Se ha trabajado en un motor con mejor entrega de potencia y respuesta del acelerador. El propulsor tiene una bomba de agua eléctrica y un nuevo sistema de enfriamiento aún más efectivo, mientras que la válvula de descarga del turbocompresor ahora se opera eléctricamente para «garantizar una mejor potencia del motor durante la aceleración».  Se ha mejorado la conexión entre el cigüeñal y el alternador, aunque una de las principales novedades es que la transmisión ha sido actualizada y se espera beneficiar a los clientes con periodos más largos de servicios entre mantenimientos o sustitución.

La gestión electrónica del motor ha sido revisada, la transmisión ofrece una vida útil más larga que el modelo anterior. Del lado de la barra antivuelco, Skoda Motorsport ha aplicado los estándares FIA vigentes para esta temporada 2019.
El propio jefe de Skoda Motorsport, Michal Hrabánek, ha apuntado que mientras se ultiman los detalles para su primera participación en un rally (Portugal será posiblemente el elegido finalmente), la nueva sede del equipo en Mladá Boleslav está ya preparando las primeras unidades carreras-clientes que saldrán a engrosar la larga lista de ventas del modelo checo que ya supera las 269 a lo largo y ancho del planeta desde el año 2015.