Juan Manuel Correa sufrió lesiones en las piernas y la columna en el accidente del Spa F2 que se cobró la vida de Anthoine Hubert hace poco menos de tres semanas pero su estado se complicó al desarrollar un Síndrome de dificultad respiratoria aguda por aparentemente una embolia grasa postraumática y ha estado en cuidados intensivos y en coma inducido en un hospital de Londres, con una máquina de oxigenación por membrana extracorpórea que brinda apoyo.
El viernes 20 por la noche, la familia del ecuatoriano de 20 años emitió una declaración en la que se alegraba de su cambio de estatus, pero subrayaba que todavía no estaba en un estado en el que sus lesiones graves en las piernas pudieran ser atendidas por completo.
«A partir de hoy, Juan Manuel Correa ha sido retirado de la máquina ECMO, soporte vital y sacado del coma inducido«, se lee en el comunicado.
«Si bien esta es una gran noticia y un paso importante en la dirección correcta, todavía está en una carrera contra el tiempo«.
«Juan Manuel está consciente, pero aún no está completamente despierto. Los médicos informan que esto llevará unos días debido a un coma inducido durante más de dos semanas».
«También han declarado que Juan Manuel es frágil y aún vulnerable desde el punto de vista médico y que permanece en la unidad de cuidados intensivos. Su condición ha pasado de crítica a grave«.(His condition has been upgraded from critical to serious).
«La prioridad médica para Juan Manuel ahora pasa de los pulmones a las lesiones en las piernas que se sufrieron hace más de dos semanas y que no se han abordado desde la intervención de emergencia inicial el día del incidente».
«Los médicos están en una carrera contra el tiempo para realizar una cirugía mayor pendiente a fin de minimizar el riesgo de lesiones irreversibles en su extremidad inferior derecha, pero no pueden continuar hasta que los pulmones estén listos para resistir una operación prolongada«.
El ex piloto de SMP LMP1, Matevos Isaakyan, sustituirá a Correa en el equipo Sauber Junior F2 por el resto de la temporada.
Los equipos de Fórmula 1 ya planean agregar nuevas características de seguridad a sus diseños de automóviles para la temporada 2020 en base a las lecciones aprendidas del accidente de Spa.