El Papa Francisco feliz con el regalo que le hizo el Grupo Renault

El Groupe Renault entregó un exclusivo crossover Dacia Duster al Papa Francisco, con una decoración blanca en el exterior y un interior beige. Durante el evento estuvieron presentes directivos del Groupe Renault Rumania y el CEO de Dacia, Christophe Dridi, y el gerente de Groupe Renault Italia, Xavier Martinet, entre otros.

Este Duster fue personalizado por el Departamento de prototipos y el equipo de necesidades especiales de Dacia en Rumania, en colaboración con Romturingia.

Cuenta con una configuración de 5 asientos, uno de los cuales es un «banco trasero particularmente cómodo«. El crossover también cuenta con soluciones y accesorios específicos diseñados para que sea adecuado para el Vaticano: un gran techo solar, superestructura de vidrio extraíble, distancia al suelo reducida (30 mm) para facilitar el acceso, además de elementos de soporte internos y externos.

El Papa Francisco agradeciendo a los directivos de Renault Rumania y Renault Italia». Con este regalo a Su Santidad, Groupe Renault renueva su fuerte y continuo compromiso de poner al hombre en el centro de sus prioridades«, declaró el ejecutivo de Groupe Renault Italia, Xavier Martinet.

El Dacia Duster está en una buena racha actualmente, en lo que respecta a las ventas europeas. De hecho, en agosto, se registró como el segundo como modelo más vendido de la UE, después del VW Golf, que vendió 26.411 unidades en comparación con las 19.451 del Duster. Sin embargo, la marca Dacia llegó novena con un total de 51.692 unidades vendidas, aunque no tienen la gama de modelos más diversa.
El Papa Francisco y su predilección por los Renault…a poco de asumir el papado se lo vió con un modesto Renault 4.
Tiene 300 mil kilómetros, es de 1984 y es un regalo. Así es el Renault 4 en el que el Papa Francisco eligió mostrarse el sábado 10/9/2013, cuando el mundo entero miraba hacia el Vaticano, en una dramática jornada de rezo y ayuno por la paz en Siria. Interpretado en un primer momento como una elección personal de Jorge Bergolgio en su afán de mostrarse austero, luego se supo que en realidad el auto había sido un regalo. El semanario italiano «Famiglia Cristiana«, reveló que el Renault 4 fué un obsequio del sacerdote Renzo Zocca, de 70 años, quien lo utilizó durante buena parte de los 25 años en que fue párroco del barrio obrero de Saval, en Verona.