Se esperan 30 GT3 en la parrilla de salida para la final del Intercontinental GT Challenge 2019 en Kyalami. Mercedes-AMG y Porsche competirán por el título de Constructores.
Después de haber recibido por años a la F1, Kyalami ve el fin de su desaparición de la escena internacional. La legendaria ( y difícil por la altura) pista sudafricana volverá a ser noticia del 21 al 23 de noviembre con la final del Intercontinental GT Challenge 2019.
Como dijimos se espera que 30 GT3 comiencen la carrera de nueve horas, que coronará a los campeones de esta temporada luego de Bathurst, Laguna Seca, Spa y Suzuka. Se encuentra liderando el Campeonato de Constructores con una ventaja de 22 puntos los Mercedes-AMG que están en una posición favorable para destronar por primera vez a Audi Sport, invicto desde el 2016.
Mercedes-AMG ha presentado la lista de sus equipos registrados para las 9 Horas de Kyalami final del Intercontinental GT Challenge celebrado el fin de semana del 23 de noviembre entre los que se encuentran varios equipos entre ellos el Team GruppeM Racing con Maximilian Buhk (líder entre los pilotos), Raffaele Marciello y Maro Engel, el equipo SPS (foto), el Strakka Racing, el Team Black Falcon y el SunEnergy1 Racing. Como se ve la artillería de Mercedes AMG es amplia y poderosa.
Audi Sport confirmó dos autos oficiales para la final del Intercontinental GT Challenge en Kyalami en noviembre, con el apoyo del Team WRT (foto) y elTeam Land con sus R8 LMS GT3 Evo.

Aston Martin participará con dos Vantage GT3  del equipo R-Motorsport.
Porsche Motorsport es otro de los aspirantes al título del Intercontinental GT Challenge con las dos coronas de Pilotos y Fabricantes en la mira. Para esto confiará en los ganadores de las 24 Horas de Spa el GPX Racing , equipo con sede en Dubai que podrá contar con el mismo trio laureado en SPA, Kévin Estre – Michael Christensen – Richard Lietz.

Porsche además se confiará en otros tres equipos: Team75 Bernhard , Frikadelli Racing y el Dinamic Motorosport (foto), recién llegado en GT3 este año, y ganador sorpresa en Monza abriendo la Copa de resistencia Blancpain GT Series.