La prensa dijo por unanimidad que uno de los vehículos conceptuales más interesantes y comentados de los presentados en el Salón del Automóvil de Beijing 2020 es el estudio «Futurista» de la Great Wall Motors.

Desprovisto de insignias de marca, el concept prevé un sedán eléctrico de lujo de estilo retro que puede pasar a ser un modelo de producción de la Great Wall o bien de Haval, Wey, Ora o cualquier otra marca del grupo.

Se supone que ofrecer este automóvil bajo la marca Wey tendría el mayor sentido, ya que estamos hablando de un automóvil mediano de lujo; sin embargo, la propulsión eléctrica también lo haría adecuado para la marca ORA, al igual que su diseño retro.

Si bien el estilo claramente mira al pasado, el nombre «Futurista» probablemente sea una referencia al sistema de propulsión totalmente eléctrico del modelo. Parece que los diseñadores de Great Wall se inspiraron en muchos vehículos icónicos y el público se dedicó a especular cuáles son..

Dicen los expertos en diseño que la parte delantera envía fuertes vibraciones de Ford Mustang, mientras que las proporciones recuerdan de alguna manera al clásico BMW 2002. El concepto presenta líneas limpias y detalles llamativos como las diminutas cámaras traseras cromadas, luces antiniebla redondas que recuerdan a un Mini Cooper y ruedas de radios múltiples que podrían de Alpine

Los aspectos más destacados del exterior también incluyen las puertas suicidas con ventanas sin marco, la falta de pilares B y las manijas de las puertas abatibles.

En el interior, el Futurist tiene un aspecto retro y moderno, con un gran volante de tres radios con botones táctiles en los radios superiores, rejillas de ventilación con aspecto de turbina con botones de control de temperatura en el centro, un panel de instrumentos digital redondo y una pantalla panorámica independiente. en el centro del tablero. Hay cuatro asientos con reposacabezas integrados en el interior, y cada par está separado por una consola alta con una unidad de control táctil de vidrio transparente en la parte superior.
Según el prestigioso medio local CarNewsChina, el Proyecto Futurista fue supervisado por el ex diseñador de Land Rover Phil Simmons, quien también dibujó el SUV Haval Big Dog. 


Great Wall Motors informó que el Futurist se basa en su nueva plataforma Lemon que puede acomodar trenes de potencia ICE, PHEV, EV y FCV.

En este caso, el sistema de propulsión totalmente eléctrico cuenta con una batería sin cobalto que permite una autonomía de 700 kilómetros. Cuando se trata de tecnología, el estudio presenta capacidad de control por voz y conducción autónoma de nivel 3.