Rebellion R13 (chasis construído por Oreca) powered by Gibson V8

En un reportaje de Motorsport.com el Ceo de Rebellion Calim Bouhadra se manifestó sobre las posibilidades de su equipo para esta temporada WEC 2019/2020 que está por comenzar.  Rebellion es uno de los únicos dos equipos no híbridos particulares que participarán en la categoría LMP1 del Campeonato Mundial de Resistencia WEC 2019/20, junto a Team LNT-Ginetta, y parece que solo pondrán un prototipo en la parrilla del primer evento de la temporada: las 4 horas de Silverstone.

Rebellion rodó cerca de Toyota durante el Prólogo del pasado julio en Barcelona, con Gustavo Menezes a solo 0,267 segundos del mejor de los Toyota TS050 Hybrid en la última sesión.

Rebellion rodó cerca de Toyota durante el Prólogo del pasado julio en Barcelona, con Gustavo Menezes a solo 0,267 segundos del mejor de los Toyota TS050 Hybrid en la última sesión.

Ese rendimiento ha dado a Claim Bouhadra esperanzas de que su equipo pueda luchar por victorias absolutas por méritos propios este año, sobre todo tras el nuevo sistema de lastres EoT diseñado para dar a los privados más opciones de enfrentar a los Toyota.
«El Prólogo confirma que podemos ser unos rivales serios de Toyota. Es el resultado del trabajo que hicimos justo antes de Le Mans«, comentó Bouhadra a Motorsport.com.
«La temporada pasada no competimos en absoluto con Toyota. El Equilibrio de Rendimiento EoT fue una broma, pero espero ahora que mi rival sea Toyota«.
«La FIA y el ACO cambiaron la normativa con este nuevo Equilibrio de Rendimiento y los lastres. Todas estas cosas espero que hagan que sea diferente, porque quiero competir contra alguien. No me malinterpretes. La nueva normativa no es un regalo para Rebellion. No quiero que la gente piense eso. Simplemente intentan hacer una competición justa«.
«Creo que fuimos muy pacientes la temporada pasada, pero no fue justo para los espectadores, para nosotros, para nadie. Queremos competir justamente, con un buen equilibrio. Es lógico«.
Bouhadra reconoce que Rebellion no consideró seguir el camino de su principal rival, el ruso SMP Racing, que abandonó el WEC por su frustración de no poder competir contra Toyota. Y añadió que esperar que Ginetta esté al mismo nivel que SMP de inicio, no sería justo.
«Intento ser respetuoso con mis rivales, sé que trabajan duro, pero tienen que probar todo. Solo espero que tengamos una buena competición con ellos«, comenta.

No obstante, Bouhadra avisa de que, después de 18 meses de desarrollo con el R-13, hay poco rendimiento extra que sacar del prototipo diseñado por Oreca.
«Ahora el auto empieza a estar en el límite. Lo vimos en Le Mans, cuando aumentamos la potencia del prototipo [gracias al EoT]: rompimos un montón de veces el motor (Gibson V8 aspirado con especificación LMP1) Apretar más al coche está empezando a provocar poca fiabilidad. No queremos eso«, concluyó.