El Oreca 07 -Gibson V8 LMP1 del Rebellion Racing fue despojado del 3er puesto por razones técnicas

El auto líder de Rebellion Racing ha sido despojado de su tercer puesto en la apertura de la temporada del Campeonato Mundial de Resistencia FIA en Spa.
Andre Lotterer, Neel Jani y Bruno Senna habían terminado detrás de los Toyota que dominaron durante la carrera de WEC del sábado, terminando dos vueltas por debajo del ganador, el auto # 8 Toyota TS050 híbrido.
El trío al mando del auto #1 de Rebelión se recuperó de dos viajes obligatorios al pitlane en la segunda mitad de la carrera, para «reparar la transmisión de datos», para vencer al otro auto del equipo, el #3 R-13 Gibson y llevarse el tercer lugar.
Sin embargo, se anunció más tarde que el auto #1 había sido excluido debido a un fondo plano  demasiado gastado, que se encontró que era 1.2 mm por debajo de la tolerancia permitida por las reglas.
Así, el trío al mando del auto # 3 Rebelión de Gustavo Menezes, Thomas Laurent y Mathias Beche subió al último puesto en el podio, detrás de los Toyota. Sin embargo, el desgaste del fondo plano provocó que las medidas de la plancha infringiese la normativa técnica de la FIA, al ser 1,2 mm más fina de las medidas reglamentarias. De esta manera, aunque Rebellion se mantiene en el podio, será el coche número #2, el pilotado por Mathias Beche, Thomas Laurent y Gustavo Menezes quien complete el podio de LMP1 en la clasificación final de las 6 horas de Spa.
El propio Lotterer admitió su decepción en una publicación en instagram por no quedarse con el podio, aunque se queda con la sensación de pisar de nuevo el podio. «Usamos demasiado de nuestro suelo. Siempre he encontrado este tipo de sanciones demasiado duras en las carreras de resistencia, pero así son las cosas… ¡Lo siguiente son las 24 horas de Le Mans! ¡Vamos!», resumió.