El presidente ruso condujo el modelo en el circuito de Sochi
Rusia quiere establecerse como un productor de vehículos de lujo al mismo nivel que marcas como pueden ser Rolls-Royce y Bentley. Y para ello, cuentan con un tester de primer nivel, como es el propio presidente del país, Vladimir Putin, que probó el coche en el circuito de Sochi.
Aurus es un fabricante de automóviles que construye todos los vehículos destinados al gobierno para  representación  y que quiere salir al mercado en breve. Para ello, están invitando a potenciales compradores de los lujosos coches, como el presidente de Egipto, Abdel Fatah el-Sisi, que acompañó a Putin en la vuelta.
El Senat parece similar en tamaño al Rolls-Royce Phantom pero pocos han tenido la oportunidad de probarlo. En consecuencia, es difícil saber qué bondades o defectos puede tener el coche en su propósito de colocarse en el mercado de los coches de gran lujo, confort, elegancia y exclusividad. Sí que sabemos que cuenta con un motor V8 de 4.4 litros que usa algún tipo de hibridación y entrega 598 caballos, todo a través de una transmisión automática de nueve velocidades y tracción total. La marca, en un futuro cercano, planea lanzar un SUV de lujo.
Lo que sí sabemos es que Rusia se toma en serio la posibilidad de ingresar al sector del automóvil de lujo y Vladimir Putin hace lobby para ello , además de ser  su principal usuario.

Putin direksiyona geçti, El Sisi’yi Formula 1 pistinde gezdirdi…..