Los Juegos Olímpicos son más que un evento deportivo para la ciudad y el país que los organiza ya que sirve para exponerse ante el mundo. Y en este caso, la industria del hidrógeno quiere aprovechar la oportunidad para promover ese combustible que no contamina.

Taxis de París

Los atletas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París se desplazarán por la capital francesa sin emitir CO₂ este verano. Pero no lo harán en coches eléctricos de batería, sino de hidrógeno.

Los vehículos oficiales que transportarán los atletas entre la villa olímpica y las sedes de las competiciones no pueden permanecer inmovilizados durante horas para poder recargar, pues necesitan reabastecerse rápidamente, los organizadores han optado por utilizar una flota de vehículos impulsados por hidrógeno, que combinan un tiempo de carga corto (sólo unos minutos), a diferencia de la mayoría de las estaciones de carga eléctricas, con cero emisiones de CO₂.

Taxis de París

Air Liquide, que es uno de los patrocinadores de los Juegos, suministrará el hidrógeno necesario durante toda la duración de los Juegos. Será ecológico, asegura la empresa química, producido por reformado de biometano o por electrólisis a partir de electricidad renovable, y no nuclear, como ha prometido al Comité Olímpico. Toyota quien proporcionará unos 500 Toyota Mirai de pila de combustible (fuel cell) impulsados por hidrógeno para los desplazamientos oficiales.

Taxis de París

París es ya la ciudad del mundo con más taxis propulsados por hidrógeno por sus calles. Ya hay actualmente unos 500 taxis de pila de combustible, esencialmente Toyota Mirai y Hyundai Nexo.

Las estaciones en funcionamiento durante los Juegos Olímpicos seguirán en servicio después del evento, los coches utilizados irían así engrosar la flota de taxis y VTC propulsados por hidrógeno el total a 1.200 coches después de los Juegos.

hidrogeneras en París

hidrogeneras en París

El problema que se plantea es dónde recargar todos esos autos y autobuses, porque sí, también habrá autobuses de hidrógeno. Actualmente, sólo hay dos hidrogeneras en París. Una situada en el centro, en el puente del Alma, capaz de abastecer 150 kg de hidrógeno al día, y otra cerca de las afueras, Porte de Saint-Cloud.

La hidrogenera del centro será la que usen los 500 Toyota Mirai oficiales, mientras que la de la Porte de Saint-Cloud, sólo puede abastecer hasta 250 vehículos al día. Es decir, a París no le salen las cuentas para abastecer a toda la flota.

Así, se prevé la puesta en funcionamiento urgente de otras tres hidrogeneras, en los municipios cercanos a París, llevando el total en la región parisina a nueve hidrogeneras.

Air Liquide que confía en el desarrollo del hidrógeno para las flotas y los vehículos que deben recorrer muchos kilómetros todos los días, como taxis, VTC, camiones y redes de transporte urbano.

hidrogeneras en París

Y es que el precio sigue siendo un problema para su implantación. “El hidrógeno verde sigue siendo más caro que otros combustibles», admite Armelle Levieux, directora de Innovación en Air Liquide. “Pero aspiramos a un precio de unos 10 euros el kilo, subvenciones incluidas«.

Habida cuenta que con un kilo de hidrógeno se pueden recorrer unos 100 km, el coste para unos 500 a 600 km, sería cercano al coste actual en diésel, rondando los 60 euros.

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)