Loeb rompió la suspensión de su BRX Hunter T1 en el primer tercio de la especial y perdió una hora y cuarto dejando a Carlos Sainz tranquilo a un paso de ganar su cuarto Dakar y Audi de conseguir lo que se propuso: ganar la prueba más dura del mundo con un coche de tecnología e-Tron, un eléctrico de autonomía extendida.

CLASIFICACIÓN GENERAL

En esta penúltima etapa el duelo que Carlos Sainz mantenía con Sebastien Loeb se volcó definitivamente a favor del piloto español, cuando el Hunter T1+ de Loeb sufrió una rotura de suspensión delantera en el kilómetro 132, que le hizo perder hora y cuarto.

BRX Hunter T1+ de Loeb

Todavía falta la última especial, y si bien el español tiene la carrera en el bolsillo el Dakar puede tener sorpresas.

Carlos Sainz, que comenzó hoy muy fuerte, salió diez minutos después de Loeb y pudo verle con el coche detenido. A partir de ese momento, estaba claro que el resto de etapa fue un paseo triunfal.

En un primer momento se pensó que Loeb iba a abandonar. Llevaba media hora parado y el camión de asistencia del equipo todavía no había tomado la salida. Pero finalmente pudo hacerlo por sus medios y continuar. La victoria ya estaba fuera del alcance del francés, pero Loeb atacó a fondo en un intento de recuperar al menos posición de podio. La detención de Lucas Moraes (Toyota Hilux) , a poco de terminar la etapa, por problemas técnicos, podría permitirle acabar segundo. Sébastien Loeb perdió más de una hora tras una avería mecánica y lucha contra Guillaume de Mévius por la segunda plaza.

Guerlain Chicherit (Toyota Hilux)

La victoria de etapa fue para Guerlain Chicherit (Toyota) por segunda vez consecutiva. La tripulación francesa consolida su 5º puesto en la clasificación general.

Hunter T1+ de Loeb ayer con problemas con el gato tuvieron que subirse a una piedra para cambiar la rueda pinchada

Hunter T1+ de Loeb ayer con problemas con el gato tuvieron que subirse a una piedra para cambiar la rueda pinchada

Héctor Daniel Oudkerk