La etapa de hoy era difícil con una zona de cañones muy peligrosa en cuanto a pinchazos y después con una sección de dunas al final.

Carlos Sainz (Audi) ha logrado un buen resultado pese a tener que abrir pista y sólo han perdido cinco minutos respecto al Príncipe Nasser Al-Attiyah que se ha llevado la victoria de etapa por sólo 14 segundos de ventaja sobre Erik van Loon también con Toyota Hilux.

El Príncipe Nasser Al-Attiyah ganador de la etapa 2 con Toyota Hilux

Carlos Sainz (Audi) ha logrado un buen resultado pese a tener que abrir pista

Carlos Sainz (Audi) continúa puntero en la general

No era fácil abrir pista hoy, así que los pilotos que largaban atrás como Lionel Baud (Toyota) o Erik van Loon han aprovechado sus posiciones de salida para ubicarse líderes en los primeros puntos de control. 

No obstante, a medida que pasaban los kilómetros, aparecieron  Carlos Sainz como Nasser Al-Attiyah, tras un pinchazo al principio para cada uno, empezaban a recuperar posiciones; también Yazeed Al-Rajhi (Toyota) estaba en la lucha, pero casi a final ha perdido más de media hora.

También han tenido problemas los BRX y los otros dos Audi. Guerlain Chicherit, Orlando «Orly» Terranova, Vaidotas Zala, Sébastien Loeb, Stéphane Peterhansel, Mattias Ekström… todos ellos, con sus respectivos problemas, han perdido muchísimo tiempo respecto a Sainz y Al-Attiyah.

Sébastien Loeb (Bahrain Raid Xtreme) es la víctima más importante de la jornada. El piloto francés y su navegante belga se retrasaron tras tres pinchazos. El Prodrive Hunter T1+ solo puede llevar dos ruedas de repuesto, por lo que Loeb tuvo que reparar la pinchadura con un kit antes de reanudar la competencia a velocidad reducida.

Al-Attiyah se ha llevado el triunfo por sólo 14 segundos sobre Erik van Loon, Carlos Sainz tercero a 5’05’’ del catarí– significa conservar el liderato de la general seguido por Nasser Al-Attiyah y el tercer puesto de la general lo ocupan los franceses Matthieu Serradori y Loïc Minaudier en su nuevo Century CR6 powered by Chevret Corvette V8 7.0 de 360 Hp y 680 Nm de torque. Peterhansel y Ekström (Audi) están a más de media hora en la general y los BRX todos muy retrasados.

Matthieu Serradori y Loïc Minaudier en su nuevo Century CR6 powered by Chevrolet Corvette V8 7.0 #209 tercero en la general

Al-Attiyah se ha llevado el triunfo por sólo 14 segundos sobre Erik van Loon conToyota Hilux (foto)

«el Orly» Terranova con su BXR retrasado en le etapa de hoy luego de facilitarle un neumático de auxilio a Loeb.

El Century CR6-Corvette de Michel Kremer y Tomas de Bois, sufrieron un incidente en el kilómetro 70 que los obligó a abandonar. Los pilotos tuvieron tiempo de salir del coche antes de que este quedara reducido a su chasis.

Sébastien Loeb llegó al vivac de Al Ula (Arabia Saudí) al término de la segunda etapa del Dakar 2023 con una Prodrive Hunter T1+ en mal estado. Faltantes de carrocería, pinchazo, el BRX del alsaciano dolía de solo verlo.
Loeb bajó salió de su auto con la cara de la foto. «No uno, ni dos, sino tres pinchazos» frenaron la marcha del 4×4 rojo, que perdió 1h26′ frente al líder del Dakar 2023, Carlos Sainz. 
Con las dos ruedas de repuesto usadas, Sébastien Loeb tuvo que esperar la donación de un neumático nuevo por parte de su compañero Orlando «Orly» Terranova. Molesto, dañó la parte delantera de su automóvil y el capó. Al llegar, estaba desilusionado. «Todo el especial fue un infierno, en términos de conducción fue completamente aburrida«, dice.
«Condujimos en las rocas a cámara lenta, tratamos de cruzar pasajes empinados sin pinchar, sin éxito. Tuvimos que reparar un poco con mechas, se rompió el dispositivo de las mechas, etc. Hicimos todo lo posible para conducir despacio pero no hay nada que hacer. No era nada adecuado para un coche como el nuestro».
La perspectiva de poder ver a Sébastien Loeb y Fabian Lurquin ganar el Dakar 2023 es prácticamente nula. «Ya no pienso en eso. La general está un poco muerta».

Héctor Daniel Oudkerk