Cosworth ve con buenos ojos asociarse con Aston Martin para la F1

Cosworth dice que le gustaría trabajar con Aston Martin en un posible proyecto de motor de Fórmula 1 y ya ha tenido conversaciones con el fabricante británico para unir fuerzas.
Aston Martin está siguiendo de cerca el desarrollo de las reglas de motores de la F1 para 2021 en adelante ya que tiene interés en volver a los grandes premios como proveedor de motores si el nuevo reglamento reduce considerablemente los costos.

Red Bull asegura que está abierto a la posibilidad de utilizar un motor provisto por su nuevo patrocinador principal, y Aston Martin dice que ya ha tenido discusiones con potenciales socios sobre desarrollar un motor en base al próximo reglamento.
Bruce Wood, responsable técnico de Cosworth, indica que a su firma le agradaría ser uno de esos socios.
«Nos gustaría trabajar con esa asociación», dijo Wood a Motorsport.com. «Hemos trabajado mucho con Aston Martin durante varios años, estamos trabajando muy cercanamente con Red Bull y el equipo para el Valkyrie (el proyecto del súper auto), por lo que existe cierta lógica».
«Aston Martin ha sido muy claro en que quiere hacer más que simplemente colocar su nombre en el motor de otro. Pero ellos no aspiran a diseñarlo todo por su cuenta, por lo que existe una unión natural allí y ciertamente se están dando algunas conversaciones».
«Aston Martin y Red Bull tienen una relación muy fuerte, por lo que definitivamente hay un deseo para hacer algo juntos».
Wood dijo que Cosworth es poco probable que regrese a la F1 como proveedor pero que unirse con otras partes interesadas, como Aston Martin e Ilmor, era más que una propuesta «realista».
«Obviamente Cosworth es completamente independiente y necesitamos generar ganancias», agregó Wood.

Mientras los jefes de la F1 se encuentran finalizando los detalles para las reglas de 2021, Wood dice que es poco probable que un motor independiente se encuentre listo hasta 2022, como temprano.
«Deberíamos contratar mucho personal adicional y aumentar la infraestructura y eso en sí mismo es un año de trabajo, por lo que realidad es que 2021 podría convertirse en 2022», explicó Wood.
«Puede que no sea lo que todos esperaban pero es aún mejor que no tener nada».
«Nuestra observación es que será una gran inversión para cualquiera que la haga y probablemente no sea realista tener todo en su lugar para 2021».