Audi plantea que los faros Matrix LED Digital no sólo iluminen de manera inteligente, sino que dibujen formas precisas en el asfalto que ayuden a la conducción.. Es la primera vez que se hace algo así en un coche de producción.

Ya se vieron autos que proyectan imágenes sobre el asfalto, normalmente a corta distancia del vehículo y con motivos más ornamentales que otra cosa. En los últimos años, quien no proyecta el logo de su marca es porque no quiere, que para algo el invento ha llegado incluso hasta el aftermarket.

Sin embargo, lo que ahora presenta Audi va más allá de lo decorativo. Con la iluminación Matrix LED Digital, tenemos un haz de luz dividido en pequeños píxeles que son capaces de iluminar la carretera con gran resolución. Este diseño se basa en una tecnología denominada DMD, o dispositivo de microespejo digital.

Dentro del faro encontramos un pequeño chip que contiene más de un millón de microespejos que miden apenas unas centésimas de milímetro. Cada uno de esos microespejos se inclina hasta 5.000 veces por segundo para reflejar la luz LED de forma precisa y proyectarla como se desee. El accionamiento de los espejos se realiza por campos electrostáticos, lo que permite movimientos casi instantáneos.

En función de cómo se configure cada movimiento, la luz LED se dirige hacia el asfalto o se enmascara, dejando posiciones oscuras. De aquí a proyectar cualquier cosa en blanco y negro, es cuestión simplemente de las ideas que surjan de la imaginación de los ingenieros.

Audi ha pensado no sólo en la parte decorativa, que puede adornar con animaciones y filigranas visuales variopintas el paso del vehículo, sino que además las luces de curva, ciudad, cruce y carretera contarán con una precisión inédita hasta ahora. Si el sistema funciona con la agilidad esperada, muchos deslumbramientos pueden ser cosa del pasado.

Otras funciones que aporta el Matrix LED Digital están encaminadas a la orientación del conductor y el marcado de la vía. Por ejemplo, en autopistas la luz crea una alfombra de iluminación en el carril por el que se circula, atenuando el resto, y se ajusta de forma dinámica al cambiar al carril contiguo.
Esto permite que el conductor mejore su conciencia sobre el carril que ocupa, aumentando su atención en el momento de realizar desplazamientos laterales. Asimismo, este sistema permite destacar elementos importantes, como un peatón que camina por la banquina o la posición de unas obras en la carretera.
Pero la idea que, sin duda, puede cambiar realmente la manera de conducir de muchas personas tiene que ver con la capacidad del sistema de mostrar mensajes de advertencia basados en la posición del vehículo sobre el carril, con relación a otros elementos y usuarios de la vía.

Así, la misma iluminación Matrix LED Digital de Audi puede servir al conductor para estimularle a dejar una distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circule delante, sin necesidad de molestos avisos acústicos ni de intrusivas alertas visuales… y sin necesidad de apartar la mirada de la carretera.

fuente motorpasion.com