Bentley Flying Spur V8 S 2024

Pocos autos modernos tienen la presencia del Bentley Flying Spur S, una berlina larga y lánguida que se centra más en su estilo clásico british y su alto rendimiento que en el lujo absoluto. Impulsado por su motor V8 y teniendo matices abiertamente dinámicos, hay muchas cosas muy buenas, pero también algunos compromisos a considerar.

Se trata del Bentley Flying Spur V8 S, la interpretación más pensada en el conductor del fabricante. Puede que no tenga la fuerza sobre el papel del modelo Speed con motor W12, que pronto desaparecerá, pero en su lugar viene una experiencia de conducción más ágil e interactiva, afirma Bentley.

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

El actual Flying Spur es un auto muy diferente a las berlinas de Bentley tradicionales. Anteriormente, modelos como el Arnage y el Mulsanne se construían a mano en plataformas a medida. Encontraron su base de ingeniería en una época en la que los chóferes eran quienes las iban a conducir.

Quizás por una necesidad de costos de desarrollo repartidos, el nuevo Flying Spur se basa en una plataforma desarrollada conjuntamente con Porsche, aunque el Panamera con el que este coche comparte sus cimientos no se parecen nada entre si.

De hecho, el estilo del Flying Spur es quizás su característica más definitoria, con una silueta tradicional de tres volúmenes y 5,3 m de largo. Sin embargo, mientras que un capot y una cola largos pueden ser los típicos de Bentley, las ventanillas poco profundas y los ángulos extremos de las lunetas delantera y trasera son un fenómeno mucho más reciente, que crean una impresión de «velocidad» incluso estando parado haciendo de la presencia en la carretera del Flying Spur  sea sensacional.

Esta opulencia continúa en el interior, pese a que no puede evitar disfrazar elementos también derivados de los VW. El volante y sus controles son de Audi, y la consola central está cerca del diseño visto en el Panamera. Pero están tan bien disfrazados que dudamos que muchos propietarios potenciales lo sepan o les importe.

Todo se tapa por la impresionante calidad del tablero de nogal de poro abierto y el cuero excepcional, que juntos personifican una experiencia totalmente distinta que solo los fabricantes de automóviles británicos parecen capaces de crear.

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

La tecnología también se deriva en gran medida de sus homólogos alemanes, ya que la interfaz de usuario es fácil de navegar y, en este caso, accesible en la espectacular pantalla giratoria que gira para revelar un panel de chapa lisa o tres diales analógicos.

Debajo de la pantalla, y un conjunto de salidas de aire ornamentadas que parecen una rejilla de calefacción eduardiana, se encuentra una consola central cubierta de botones para todo, desde el control de clima hasta los modos de conducción. 

El espacio en la parte trasera es excelente en términos de espacio para las piernas y las rodillas, pero los pasajeros muy altos pueden encontrar la línea de techo baja restrictiva: en términos de espacio trasero absoluto, un Mercedes Clase S de larga distancia entre ejes o el nuevo y masivo BMW Serie 7 se sienten más espaciosos.

Y si el caso de uso del Bentley se centra en los de la parte trasera, aquí es donde la experiencia de conducción del Flying Spur revela algunos compromisos. En la búsqueda de una experiencia de conducción más atractiva, el confort del Flying Spur no es tan refinado como cabría esperar.

Bentley Flying Spur V8 S 2024

A medida que aumenta la velocidad, también lo hace la propensión del automóvil a transmitir golpes más pequeños a la cabina, con una resonancia pequeña pero notable que atraviesa los resortes neumáticos. No es un problema específico del Flying Spur, ya que muchos vehículos grandes con resortes neumáticos tienen un balanceo similar, es una pena que en este caso los ingenieros de Bentley no hayan podido mejorarlo.

Sin embargo, el resto de la experiencia de conducción es excepcional para un automóvil tan pesado, con una dirección precisa y bien ponderada y un manejo firme en el balanceo de la carrocería ayudado aún más por el sistema antirolido activo del Flying Spur. 

Con 542 CV, sería absurdo sugerir que el Flying Spur se siente poco potente, pero hay que reconocer que carece del empuje monumental del anterior Speed con motor W12. Pero de todas formas el Flying Spur S es demasiado grande y pesado para conducirlo demasiado rápido.

La forma tradicional de la berlina puede parecer que está en su época crepuscular, pero este automóvil es la prueba de que, cuando se ejecuta bien, un épico lujo de cuatro puertas todavía tiene todo el derecho a gobernar la carretera en un mar de SUV sin rostro.

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Bentley Flying Spur V8 S 2024

Modelo: Bentley Flying Spur S

Motor: V8 de 4.0 litros, turboalimentado.
Potencia/par: 542 CV/770 Nm
Transmisión: Transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades, tracción a las cuatro ruedas
De 0 a 100 kph: 4.1 segundos
Velocidad máxima: 316 kph

INFORMACIÓN PREVIA: Resultados de la búsqueda de «Bentley Flying Spur» – Diario automotor

Héctor Daniel Oudkerk